¿Qué significa la integridad familiar?

Integridad familiar ¿Qué significa?

Cuando hablamos de Integridad Familiar, estamos hablando de un comportamiento honrado y correcto en la familia que genera estabilidad emocional en todos los miembros de la familia.

Proverbios 11:3 La integridad guía a los hombres rectos pero la perversidad destruye a los pecadores.

Proverbios 20:7 El hombre justo no se aparta de su integridad; ¡dichosos sus hijos, que siguen sus pasos!

Proverbios 28:6 Es mejor ser pobre y portarse con integridad, que ser rico y andar por el mal camino.

Los hombres fueron diseñados para ser el líder de la familia y es su responsabilidad dar ejemplo de honradez y sinceridad en todas sus actividades. Un hombre que se comporta íntegramente, da seguridad a su familia y provoca una relación saludable con su esposa e hijos. Un hombre que no ejerce liderazgo espiritual de su hogar, no es íntegro. Un hombre que no provee para su casa y para su familia, no es un hombre íntegro.

La integridad familiar significa: Honradez y rectitud en la conducta

La mujer fue diseñada para ser ayuda idónea de su esposo, para apoyarlo con una actitud de respeto, para unirse a él y cumplir el propósito de Dios. Una mujer íntegra es una que es sabia para edificar el hogar. Una mujer que cumple su función, es una mujer íntegra que le da seguridad y confianza a la familia.

Es imposible vivir deshonestamente y esperar que sus hijos sean honestos. Los hijos generalmente siguen los pasos de sus padres, por esta razón todo hombre y mujer debe pensar muy bien en sus decisiones, sabiendo que van a afectar positiva o negativamente a sus generaciones.

La mentira, el irrespeto, el egoísmo, el orgullo, las palabras groseras, la pornografía, el engaño, ocultar la verdad, aprovecharse de la desventaja de otros y juzgar a otros; son todas actitudes deshonestas delante de Dios. 

El hogar es el primer lugar donde debemos practicar la integridad, asumiendo nuestra responsabilidad y esforzándonos por hacerlo con excelencia. Una familia que vive principios morales de vida, es una familia íntegra delante de Dios; y la Integridad a su tiempo producirá prosperidad. Igualmente, la deshonestidad a su tiempo producirá pobreza.

Tito 2:7 preséntate tú mismo en todo como ejemplo de buenas obras y muestra en la enseñanza integridad y seriedad.

Una persona íntegra, está dispuesta a perder (temporalmente) por respeto a un principio. Por ejemplo, algunas veces decir la verdad puede provocar la pérdida de un negocio; o devolver una ganancia injusta no es fácil, pero es lo correcto delante de Dios.

Dios nos manda a portarnos íntegramente con buenas obras que reflejen un carácter correcto, firme y serio. Que seamos personas de una palabra, dispuestos a cumplirla siempre, no importa lo que nos cueste. ¡Por ejemplo, cuando hicimos la promesa con nuestra pareja de amarnos en las buenas, en las malas, en la riqueza o en la pobreza, en la salud o en la enfermedad, hasta que la muerte los separe!

Si no has sido un hombre o una mujer enteramente íntegro(a), comienza por reconocerlo y pedirle perdón a Dios. Busca un Líder espiritual confiable y confiesa tu debilidad para que los guíe en el proceso de restauración de la integridad como hijos de Dios.

Tú matrimonio y tu familia es el tesoro más valioso que Dios te ha dado. ¡Cuídalo!

QUE DIOS BENDIGA TU MATRIMONIO Y TU FAMILIA.

www.libresparaamar.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información de contacto

Encuéntranos:

Déjanos un mensaje