Pelea por tu familia

Pelea por tu familia hoy más que nunca

Hoy más que nunca en la historia de la humanidad estamos viendo un nivel de rompimientos familiares impresionante. Más de la mitad de la población mundial de matrimonios está divorciada. El 60% de esos matrimonios divorciados se casaron o se unieron de nuevo con otra persona en lo que se llama familias mezcladas, con tus hijos, mis hijos y los hijos de los dos. 75% de esos matrimonios se vuelven a divorciar.

Al paso que vamos, la familia tradicional como la conocimos la mayoría de nosotros, es una especie en peligro de extinción. El concepto de familia tal como la diseño Dios creador del Universo, se está redefiniendo a la manera del hombre. Muchos jóvenes ya no quieren casarse, porque no quieren comprometerse en una relación que consideran es obsoleta y ya no funciona en la sociedad moderna.

No obstante, tenemos que reconocer, que las consecuencias de los rompimientos familiares son desastrosas para la sociedad: depresión, problemas en el trabajo, enfermedades, abandono escolar, baja auto estima, violencia, pandillas, drogas, abortos y pobreza entre otras. Es una especie de epidemia que está llevando al ser humano a la destrucción total de su identidad según el diseño de Dios.

¿Porque hay tantos rompimientos familiares en nuestra sociedad moderna?

Como consejeros clínicos y en base a nuestra experiencia de más de 15 años atendiendo matrimonios, podemos enumerar una lista de razones y justificaciones por las cuales las familias se divorcian. 

La verdadera raíz de los divorcios la dio el mismo Señor Jesucristo en el libro de Mateo 19:8: Moisés permitió el divorcio solo como una concesión ante la dureza del corazón de ustedes, pero no fue la intención original de Dios. 

Un corazón humano endurecido: no ama, no perdona, no es humilde, no es manso ni tolerante, no es paciente, solo busca su satisfacción personal y deja de interesarle la necesidad de los otros. Si ese corazón endurecido no busca ayuda y no se dispone a dejarse guiar, está destinado al fracaso total en su vida.

¿Y porque se endurecen los corazones?

Porque no buscan respuestas en el único que lo sabe todo. No saben cómo enfrentar las diferencias con el cónyuge, ni saben cómo manejar los conflictos y problemas del diario vivir que tenemos todos los matrimonios del mundo. Inclusive, muchos conocen palabra de Dios, pero no tienen la revelación para saber cómo aplicarla a los conflictos del diario vivir.

Pelea por tu familia.

Si se puede restaurar cualquier relación por mas lastimada que este. Eso sí, debes darle prioridad a aprender y obedecer los principios que nos enseña nuestro Padre Celestial por medio de la Biblia. Conéctate con Mentores, parejas capacitadas por Dios para ayudarte a entender esa palabra de Dios que traerá sabiduría a tu corazón.

No importa cuál sea el problema de tu Familia. TIENE SOLUCION.

Deja a un lado tu egoísmo y tu orgullo. Busca ayuda con Mentores capacitados y pelea por tu familia. Tenemos miles de testimonios por todas partes del mundo que sus matrimonios han sido restaurados, porque aprendieron a vivir a la manera de Dios.

Si tienes una esposa(o) e hijos, ese es tu Tesoro más valioso. SI SE PUEDE tener una familia saludable. No rompas tu tesoro y busca ayuda de inmediato.

Pelea por tu familia. El Amor puede volver y mejorado, cuando lo hacemos a la manera de Dios.

Tú matrimonio y tu familia es el tesoro más valioso que Dios te ha dado. ¡Cuídalo!

QUE DIOS BENDIGA TU MATRIMONIO Y TU FAMILIA.

 www.libresparaamar.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información de contacto

Encuéntranos:

Déjanos un mensaje