Un consejo que cambiará tu matrimonio

Un consejo que cambiará tu matrimonio

Reconocer y agradecer a su cónyuge diariamente por las cosas positivas, puede cambiar radicalmente el estado de tu relación matrimonial. 

 Si nos ponemos a hacer una lista de las cosas positivas de nuestro cónyuge y una lista de las cosas negativas, muy probablemente encontraremos que la lista de las positivas es mucho mayor.

La mayoría de matrimonios se concentran en cosas negativas o que simplemente no les gustan de su cónyuge, y hasta pelean fuertemente por esas cosas. Lo más increíble y triste es que por lo general esas cosas negativas no son las más importantes de una relación.

Muchas parejas pelean por ejemplo porque el cónyuge no es muy ordenado, o porque el cónyuge es muy olvidadizo, o porque el cónyuge es demasiado perfeccionista, o porque es demasiado amistoso con otras personas, etc, etc.

Esas peleas los empiezan a separar emocionalmente, y entonces si empiezan a venir los problemas serios. No debemos ser exigentes con nuestro cónyuge al grado de molestarlo tanto que empiece a separarse.

Hay un dicho que dice: Nunca se valora bien lo que tenemos hasta que lo vemos perdido! Lamentablemente eso ocurre con muchos matrimonios y familias que no valoran lo que tienen hasta que es demasiado tarde.

Empiece hoy mismo a hacer una lista de todas las cosas positivas de su cónyuge y empiece a darle gracias por esos aspectos y actitudes positivas y como le hacen sentir. No le mencione las negativas todavía. Es muy alta la probabilidad de que su cónyuge le atienda cuando usted le hable de la necesidad de cambiar un hábito negativo, después de que usted le reconoce por un buen tiempo las cosas positivas.

No trate de “cambiar” a su cónyuge. Dios lo hará cuando usted reconozca y le agradezca a EL y a su cónyuge por todas cosas positivas. El tan solo hecho de sentir que su cónyuge le reconoce todo lo bueno, le motivará a usted también a hacer lo mismo y a cambiar por convicción y deseo propio aquellas cosas que su cónyuge le requiere. Y cuando usted quiera que su cónyuge cambie algo, solamente déjeselo saber, no se lo exija!

Tu matrimonio y tu familia es el tesoro más valioso que Dios te ha dado. CUÍDALO!

 Compartido por los Pastores  Luis y Hannia Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información de contacto

Encuéntranos:

Déjanos un mensaje