Donación

Restaure familias
con su donación

Tienda

Recursos
exclusivos

Reflexión consciente

Mis amados hermanos, quiero que entiendan lo siguiente: todos ustedes deben ser rápidos para escuchar, lentos para hablar y lentos para enojarse. El enojo humano no produce la rectitud que Dios desea. Santiago 1:1920 NTV

Si nuestra capacidad de análisis y reflexión es alta, podremos reducir la impulsividad y el riesgo de dar respuestas erróneas a los problemas de la vida.

Lo de pensar lento, pensar bien, no es una posición hacia la que nos lleve la inercia, y menos aún su estamos enfrentando una situación dificil.

¿Eres de los que se dejan llevar por la intuición o te define más un enfoque reflexivo y analítico? Es cierto que ambas competencias resultan positivas y útiles en distintas circunstancias. En ocasiones, 

las demandas del entorno son tan súbitas e inesperadas que necesitamos responder rápido y lo hacemos mediante corazonadas y eso a lo que denominamos “instinto”.

Sin embargo, en ocasiones, nos encontramos con desafíos más complejos. Es aquí donde es necesario pararnos al menos un momento y pensar.

Es interesante saber que, por término medio, nos cuesta bastante procesar la realidad desde un filtro más reflexivo.

No podremos confiar en la mente intuitiva si aquello a lo que nos enfrentamos es irregular, complejo, doloroso y carecemos de experiencias previas en ese ámbito.

El mundo tan incierto en el que nos encontramos ahora requiere de momentos de reflexión.

La inteligencia, como bien sabemos, consta de diferentes procesos, elementos y estrategias. Sin embargo, su fin último es el de permitirnos dar respuestas sabias a los problemas concretos que enfrentamos en la vida.

La reflexión constante en las instrucciones biblicas puede reprogramar nuestra manera de reacciona a los problemas más complejos que enfrentamos en la vida. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información de contacto

Encuéntranos:

Déjanos un mensaje