Donación

Restaure familias
con su donación

Tienda

Recursos
exclusivos
La semilla de bendición para la humanidad

La semilla de bendición para la humanidad

La familia diseñada por Dios es la semilla con la que Él planeó bendecir la Tierra. El propósito divino de crear una humanidad en el planeta surgió a partir de una familia, comenzando con Dios mismo, manifestado en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Luego, creó al hombre y a la mujer, otorgándoles la capacidad de reproducirse y formar familia.

El diseño maestro de Dios para la humanidad se estableció a través de las familias, donde un hombre y una mujer se unirían en un marco de amor para dar vida a nuevos miembros de la familia. Este patrón se repite, donde un hombre deja a su padre y a su madre, se une a su mujer y forman una familia unida para continuar el desarrollo de la humanidad.

La historia de la humanidad comenzó con un matrimonio, y el enemigo de Dios se manifestó después de la creación de la mujer. Sabía que la Tierra sería bendecida por ese matrimonio, y su primer propósito fue desconectar a esa unión de Dios.

Si el matrimonio se desconectaba de Dios, el diablo tendría la oportunidad de destruir la creación, contaminando las familias y desviando a la humanidad de las instrucciones divinas. Como consecuencia de esta desconexión, la humanidad estuvo al borde de desaparecer en el diluvio universal.

Los grandes imperios de la humanidad se autodestruyeron por su irreverencia hacia los principios de Dios, especialmente por el irrespeto a los valores familiares, la perversión sexual y la desvalorización de la vida. Cuando un gobierno irrespeta la palabra de Dios y promueve el matrimonio homosexual y el aborto, enfrenta consecuencias destructivas.

En Efesios 3:14-16, leemos: “Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo (de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra), para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu.”

Toda familia toma su nombre, su identidad, de Dios Padre, tanto en los cielos como en la tierra. De este modo, somos enriquecidos y bendecidos por las riquezas de la gloria de Dios, que nos fortalecen internamente por medio de su Espíritu.

Los Estados Unidos de Norteamérica es un país fundado sobre principios bíblicos. Sus fundadores enriquecieron sus vidas con la palabra de Dios y establecieron esos principios en la primera constitución política de la nación. Esta es la razón por la que Estados Unidos ha sido una de las naciones más bendecidas del planeta en el último siglo.

La nación de Israel, a pesar de todas las dificultades, es una nación bendecida. En la historia de este pueblo en el Antiguo Testamento, vemos que cada vez que Israel obedecía a Dios, recibía abundantes bendiciones. Pero cuando se alejaban de Dios, enfrentaban grandes problemas.

El patrón bíblico enseña que una familia que obedece los principios de Dios siempre trae bendición a la Tierra. Una familia unida en el amor de Dios produce hijos bendecidos, emocionalmente sólidos y capaces de generar riqueza para su comunidad y nación. Por el contrario, las familias disfuncionales y desobedientes a la palabra de Dios generan problemas, caos, pobreza, violencia y maldiciones para una nación.

El fundamento de una familia bendecida es un matrimonio saludable. Si deseas que tus hijos y tu descendencia sean bendecidos, cuida tu matrimonio y decide honrar a Dios obedeciendo sus principios. No es fácil, pero es totalmente posible.

La mayoría de los matrimonios enfrentan conflictos porque no saben manejar sus diferencias y circunstancias. Esto se debe a la falta de conocimiento de herramientas para resolver conflictos. Aquí es donde entramos nosotros, como Ministerio de Fortalecimiento de Matrimonios y Familias, para proporcionarles las herramientas necesarias para tener un matrimonio saludable y disfrutarlo a la manera de Dios. Esfuérzate e invierte en tener una familia saludable. ¡Vale la pena!

La semilla de bendición para la humanidad es un matrimonio conectado a Dios.

Tu matrimonio y familia son el tesoro más valioso que Dios te ha dado ¡CUÍDALO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información de contacto

Encuéntranos:

Déjanos un mensaje