Donación

Restaure familias
con su donación

Tienda

Recursos
exclusivos

La oración El lubricante del matrimonio

Ese lubricante es la vida espiritual. Cuando una pareja adquiere el hábito de leer la Biblia y orar juntos y con mucha frecuencia, ese hábito se convierte en un lubricante que les ayuda a controlar las emociones y
estar más dispuestos a ser tolerantes, a ceder, a perdonar y a evitar ofenderse entre otros beneficios.

Mateo 26:41 Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la
carne es débil.

La oración conjunta les da mayor fuerza para combatir las tentaciones del diario vivir en cualquier área de la vida cotidiana del matrimonio.

La naturaleza humana tiene la tendencia a evitar la oración, por pereza, por cansancio, y por varias otras
razones; pero debemos hacer un esfuerzo para mantener el hábito de la oración y especialmente en pareja.

Cuando una pareja ora unida, tiende a ser más prudente y sabia en sus acciones y reacciones. Una pareja que oran juntos tienen una mayor tolerancia entre ellos mismos y con las circunstancias alrededor. Una pareja que ora unida va a tener más sabiduría y paciencia. Una pareja que ora unida, tiene muchas más posibilidades de ponerse de acuerdo y alcanzar metas.

Efesios 6:18 Orad en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu.
La instrucción de Dios es que oremos constantemente. La oración individual es buena y necesaria; pero la oración conjunta impacta el corazón de Dios, porque esa es su voluntad. Dios anhela que los matrimonios oren juntos, porque EL sabe y que eso los fortalecerá y les permitirá caminar juntos y ayudarse mutuamente.

Dios desea que los matrimonios oremos juntos constantemente, porque EL sabe que esa actitud nos acerca a EL y nos ayuda a ponernos de acuerdo mucho más fácilmente en las decisiones del diario vivir, evitando de esa forma conflictos innecesarios en la pareja.

Mateo 18:19 Otra vez os digo que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra acerca de cualquier
cosa que pidan, les será hecho por mi Padre que está en los cielos

La oración conjunta con el cónyuge en acuerdo mutuo, genera una actitud generosa en Dios al grado de
prometer que concederá las peticiones de matrimonios unidos unánimes y para siempre.

Tu matrimonio y tu familia es el tesoro más valioso que Dios te ha dado. CUÍDALO!

Invierte en tu Matrimonio. Adquiere el Curso completo en DVD y Manuales “Libres para Amar” Háganlo ustedes mismos en su hogar ! nosotros les ayudaremos. Free shipping en USA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información de contacto

Encuéntranos:

Déjanos un mensaje