Donación

Restaure familias
con su donación

Tienda

Recursos
exclusivos
altar familiar

La importancia del altar familiar

El altar familiar es un ambiente donde se logran grandes victorias en nuestra vida natural.

El altar familiar es ese ambiente donde crecemos espiritualmente como familia funcional y saludable. Es en el altar familiar donde verdaderamente adoramos a Dios en espíritu y en verdad. Juan 4:23 Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque también el Padre tales adoradores busca que lo adoren.

Adorar a Dios va a traer grandes beneficios a nuestra vida. Es en la adoración a Dios donde está la fuente de vida y los manantiales de agua fresca para nuestras vidas. Es en el altar familiar donde nos unimos como familia y ponemos una cobertura especial sobre nuestra familia. Es en el altar familiar donde recibiremos sabiduría y revelación de la palabra de Dios de una manera realmente poderosa.

Adorar a Dios en espíritu y en verdad, quiere decir que lo debemos buscar en oración y alabanza, pero también en obediencia. Demostramos que adoramos a Dios y lo amamos, cuando obedecemos su palabra.

1 Corintios 13:1 Si yo hablara lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe. 2 Y si tuviera profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe, de tal manera que trasladara los montes, y no tengo amor, nada soy. 3 Y si repartiera todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregara mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

 Esta absolutamente claro que de poco o nada nos sirve ser muy “espirituales” si no amamos. Amar a Dios y a nuestro prójimo es nuestro primer y más importante nivel de obediencia.

ADORAR ES HACERLO TODO CON AMOR COMO PRIORIDAD!   Y A QUIEN TENGO QUE AMAR?

Mt 22:36-40: Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la Ley? Jesús le dijo: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas.

La palabra de Dios nos manda a amar a Dios con todas nuestras fuerzas, eso es obedeciendo su palabra. Y nos manda a amar al prójimo como a sí mismo. Tu primer prójimo es tu cónyuge! Luego siguen tus hijos, tu familia y todos los demás.

ENTONCES LA ADORACIÓN COMIENZA EN EL HOGAR. Es amando a tu cónyuge y a tus hijos donde comienza la adoración a Dios. Amar a tu cónyuge es servirle, tratarle con humildad mansedumbre y paciencia, procurando mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz. Es perdonarse constantemente, es valorarse constantemente. El altar familiar es el ambiente donde adoramos al Señor en familia, amándonos mutuamente y compartiendo juntos el tiempo de lectura y meditación en la palabra de Dios. El altar familiar es fundamental para adorar a Dios en espíritu en verdad.

Efe:4:2-4:  con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, procurando mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.  Col 3:13-15: Soportaos unos a otros y perdonaos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Sobre todo, vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo. Y sed agradecidos.

2 comentarios en “La importancia del altar familiar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información de contacto

Encuéntranos:

Déjanos un mensaje