Donación

Restaure familias
con su donación

Tienda

Recursos
exclusivos
Aprende a establecer límites saludables en tu matrimonio

Aprende a establecer límites saludables en tu matrimonio

Los límites en el matrimonio son esenciales para proteger la relación y mantenerla saludable, estos límites los ha establecido el creador del matrimonio, son fundamentales para el bienestar y la estabilidad de la pareja. Entre los límites más importantes se encuentran:

El respeto: Este límite es primordial en cualquier relación humana y especialmente en el matrimonio. La falta de respeto puede llevar a una espiral destructiva, erosionando la confianza y borrando las cosas buenas. Es fundamental manejar las diferencias con respeto, considerando las opiniones del otro como válidas e importantes.

La consideración: La conciencia del esfuerzo y trabajo de cada uno es fundamental. Es esencial considerarse mutuamente y estar dispuestos a equilibrar las cargas de trabajo y del hogar. Valorar el esfuerzo de la pareja fortalece la unión.

La fidelidad: La estabilidad emocional del matrimonio depende de la fidelidad mutua. Es vital afirmarse constantemente y expresar los sentimientos, ideas y sueños con libertad. La honestidad y transparencia son clave para mantener la fidelidad.

El orden de prioridades: La obediencia a la palabra de Dios y la relación personal con el Señor deben ser la prioridad número uno. Luego sigue la atención al cónyuge, los hijos, el trabajo, los familiares y la iglesia. Este orden de prioridades proporciona estabilidad emocional.

La honestidad: Hablar siempre con la verdad es esencial en el matrimonio. La mentira, por pequeña que sea, puede generar problemas a largo plazo. Es importante abrir el corazón, expresar sentimientos y emociones con honestidad y orar juntos.

En caso de que alguno de los cónyuges falle en mantener estos límites, la mejor manera de abordarlo no es mediante la crítica o los reproches, sino a través de la comunicación pacífica y sabia. Es fundamental perdonarse mutuamente y comprometerse a hacer las cosas de acuerdo a los principios de Dios.

Recuerda que tu matrimonio y tu familia son el tesoro más valioso que Dios te ha dado. Cuida y protege tu relación, estableciendo y respetando los límites que la fortalecerán y la mantendrán sólida a lo largo del tiempo.

¡Nunca subestimes el poder de establecer límites saludables en tu matrimonio!

Tu matrimonio y tu familia son el tesoro más valioso que Dios te ha dado ¡CUIDALO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información de contacto

Encuéntranos:

Déjanos un mensaje